Cerebro, justicia y ley

El tema de la ley y la justicia están a la orden del día. Corrupción pública y privada; fraudes, asesinatos, asaltos, violencia de género, violencia intrafamiliar, violencia contra grupos etáreos, violencia física, violencia sicológica; narcotráfico, debate en torno a la legalización de drogas, etc. son temas presentes diariamente en periódicos, revistas, libros, series de televisión y cine. De igual forma se crean instituciones gubernamentales y no gubernamentales para estudiar y solucionar esta amplia gama de problemas que afectan desde personas en forma individual, hasta la sociedad en su conjunto. Surge la pregunta:  Cual es la relación entre estos temas y el cerebro o las neurociencias?

Apuntes sobre cerebro, justicia y ley.

Cuando hablamos de ley involucramos conceptos abstractos que incluyen libertad, justicia, ética, responsabilidad, moral, culpabilidad, legalidad, etc. Todos estos son conceptos elaborados, resultado de la experiencia, el análisis, juicios, lógica individual y colectiva acumulados a lo largo de la historia de la humanidad. Por ende la ley, su evolución, su aplicación y su interpretación son actividades estrechamente ligadas con la función cerebral. Función cerebral que involucra a los participantes en el sistema legal: toma de decisiones en el caso de jueces, abogados, fiscales, procuradores encargados de administrar la justicia. Pero también una función cerebral que puede explicar la conducta criminal: crímenes de diverso orden y su relación con daños neurológicos, adicción y uso de alcohol, drogas en relación con homicidios, delincuencia y violencia en general. Trastornos en el desarrollo cerebral o deterioro neural y su relación con fraudes, sobornos, desfalcos y actividades ilegales en general. De igual forma las neurociencias apoyan el sistema legal con conceptos, métodos y pruebas periciales que apoyan la actividad legal: conceptos de capacidad mental, entrevistas y valoraciones fisiológicas que validan declaraciones y que incluyen uso de polígrafos, EEG y nuevos métodos como RMN.

Aunque existe esta estrecha relación, se requiere un mayor estudio interdisciplinario y una mayor integración hacia futuro de estas áreas para que  los hallazgos que se realizan en neurociencias se incorporen en los temas de ley, justicia y sistema legal con el fin de contribuir a una mayor y mejor administración racional de justicia. Esto permitiría ofrecer por un lado aplicación de la ley y justicia a la sociedad y una adecuada rehabilitación de todos aquellos individuos al margen de la ley.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s