Cerebro y baile

The Class of Dance by Edgar Degas (1874)

“Yo solo creería en un Dios que supiera bailar” Friedrich Nietzsche

El baile es una manifestación cultural inherente a la especie humana, en todas las culturas y en todos los tiempos el baile ha estado presente. En el baile, una actividad exclusiva de los seres humanos, el individuo realiza movimientos al ritmo de la música bien en forma individual o en grupo. Así, el baile permite establecer lazos de cohesión social, alineación, imitación, comunicación. El grupo se unifica y se conecta emocionalmente durante el baile. 

Desde la más temprana edad empezamos a movernos al ritmo de la música, incluso antes de hablar o caminar. La capacidad para bailar aparece en forma natural y temprana, algunos estudios muestran como al exponer a niños en forma temprana a ritmos de culturas diversas (primeros 6 meses exposición a diversos ritmos), tendrán más facilidad de bailar en etapas posteriores; después de este periodo crítico (estímulos después del año) el niño solo será sensible a los ritmos de su propia cultura en la primera infancia. Esto es muy similar a lo que sucede con el periodo crítico para el lenguaje. El baile es una forma de juego que sincroniza sistemas cerebrales, aprender a cantar y bailar es bueno para los individuos (Lawrence Parson). Al igual que en el lenguaje y el habla, en el baile existe una conexión entre percepción sonora y control motor. Probablemente en etapas antiguas el hombre observó que al caminar nuestros pasos generan un sonido que tiene un ritmo, estableciéndose una relación entre música y baile.

En un aspecto más físico, bailar puede ser una manera efectiva de ejercitar la mente y el cuerpo. Los investigadores han descrito como el hacer actividades físicas con regularidad puede en general contribuir a mantener el cuerpo, la mente y a tener un buen estado de salud a medida que envejecemos. El ejercicio aumenta la concentración en el cerebro de las substancias químicas que fomentan el crecimiento de las células nerviosas. Cuando practicamos un baile que nos exige recordar pasos y secuencias, estimulamos el poder mental ya que mejoramos nuestra memoria.

El baile es una actividad lúdica, social y deportiva. Desde el punto de vista neurológico al bailar se activan áreas sensoriales, motoras y de integración. Bailar implica coordinar una serie de movimientos corporales secuenciales, esto debe hacerse en periodos de tiempos concretos, tiempos que están determinados por el ritmo de la música. En el baile interviene la memoria a corto y a largo plazo, necesarias para recordar la secuencia de movimientos; se requiere también de percepción visual y percepción auditiva, coordinación motriz, equilibrio, comunicación y empatía para predecir los movimientos del otro, los movimientos de la pareja o del grupo.

Los beneficios que se derivan de la práctica del baile son múltiples e incluyen: el estimular áreas como el hipocampo, el área del cerebro que regula memoria, el estado de ánimo, y las zonas relacionadas con la coordinación del cuerpo. También se refuerzan patrones mentales de movimiento y coordinación con cada uno de los movimientos aprendidos. Durante el baile se induce liberación de endorfinas y otros neurotransmisores relacionados con el afecto, lo que reduce o previene alteraciones como la depresión. Bailar produce placer debido a que se libera endorfinas y dopamina, neurotransmisores involucrados en el afecto y el amor; permite además la adhesión social (relacionado con la oxitocina) y nos hace más atractivos a los ojos de los demás. Movimientos coordinados y armónicos pueden ser indicios de una potencial pareja saludable con una adecuada carga genética. La música es procesada en zonas cercanas a las zonas de procesamiento de emociones y memoria; de allí que música y danza pueden hacernos evocar momentos particulares.

También se aumenta la oxigenación cerebral. El baile es un ejercicio aeróbico que ayuda al fortalecimiento cardiovascular y de músculo esquelético. En los niños favorece la concentración, la atención, la memoria, trabajar y pensar más rápido, y a formar nuevas interconexiones neurales.

Peter Lovatt, director del Laboratorio de Psicología Dancística de la Universidad de Hertfordshire, afirma que bailar ayuda al cerebro a generar nuevas rutas de pensamiento, nuevos circuitos neuronales, especialmente cuando se combina con el canto y la música. El baile enseña a planificar y controlar tareas distintas que se ejecutan simultáneamente.

No importa si se trata de ballet o baile de salón, tango, salsa, merengue o bolero, el baile es muy bueno para ayudar a las personas de todas las edades y capacidades físicas a mantenerse en forma, sin importar sus limitaciones físicas. Un adulto de 75 kgs puede quemar aproximadamente 150 calorías practicando un baile en forma moderada durante 30 minutos.

El baile como terapia

Algunos estudios han mostrado que el baile disminuye el riesgo de demencia. Se ha reportado que las personas que practican el baile de salón al menos dos veces por semana son menos propensas a sufrir de demencia. Esto brinda esperanzas en el tratamiento de la enfermedad de Alzheimer, ya que  el baile estimula la actividad prefrontal y temporal y a mejora las habilidades de comunicación, la memoria y la atención. Algunas investigaciones han mostrado que ciertas personas con la enfermedad de Alzheimer pueden recordar cosas que habían olvidado cuando bailan al ritmo de una música que conocían.

Por otro lado se ha reportado el efecto benéfico del baile, específicamente del tango, en la enfermedad de Parkinson en adultos mayores. Patricia McKinley encontró que mejora el estado cognitivo y el sentido del equilibrio en pacientes con Parkinson, pues en el tango se incorporan ejercicios de rehabilitación psicomotriz que incluyen pasos adelante, pasos hacia atrás, pasos de lado, apoyo en una sola pierna, caminar en línea recta, dar vueltas en espacio reducido. También se afirma que bailando podrían mitigarse los daños neuronales dejados por esta enfermedad y mejorar capacidades como la capacidad de generar ideas nuevas y creativas (pensamiento divergente).

También se ha estudiado los efectos del baile en la autoestima de quienes lo practican y aparentemente podría fortalece nuestro amor propio.

GABA y baile

Científicos de la Universidad de Oxford han encontrado que la capacidad para aprender tareas complicadas (bailar es una de ellas) es proporcional a la cantidad de una sustancia química llamada GABA, un neurotransmisor que regula la actividad eléctrica de las neuronas. El GABA es un neurotransmisor inhibidor importante para la plasticidad de la corteza motora frontal, una región del cerebro involucrada en la planificación, el control y la ejecución de movimientos voluntarios.

Se ha reportado que una reducción de GABA en hasta un 30% aumentaba la velocidad de aprendizaje en un 70%. Los resultados sugieren que el nivel de GABA pueden ser clave en la corteza motora para realiza las conexiones neuronales que constituyen la base celular del aprendizaje y la memoria. Este hallazgo ofrece una ventana importante en la recuperación después de una lesión cerebral, como en el caso de un accidente cerebrovascular. Reducir GABA y estimular actividades como el baile podrían favorecer la rehabilitación del paciente.

En resumen la danza es una actividad neural en la cual se integra lo emotivo, lo sensorial, lo motor, lo racional; como alguna vez dijo Isadora Duncan: “Danzar es sentir, sentir es sufrir, sufrir es amar; Usted ama, sufre y siente. ¡Usted danza! ”

8 respuestas a Cerebro y baile

  1. Pingback: Cerebro y baile | Cerebros modificados

  2. Pingback: ¿Y si comenzamos el día bailando? | pasiondanzaoriental

  3. valeria dijo:

    Gracias por la informacion, muy importante y completa para mi invetigacion

  4. Excelente información. Sirve para complementar mi propio criterio sobre el baile, pues esta es el ejercicio que utilizo diariamente durante 45 minutos. Bailo mambo, cha-cha-cha, ritmos movidos que me ayudan a mantener mi cuerpo y mi mente en forma.

  5. Gracias, excelente información aportó mucho para una investigación que realizo. ¿Quién escribe el artículo? Me gustaría citar algunas ideas.

  6. GABRIEL GONZALEZ dijo:

    BUENOS DÍAS, MI NOMBRE ES GABRIEL GONZALEZ, SOY DE BS AS ARGENTINA, DESDE HACE VARIOS AÑOS DESCUBRÍ EL BAILE, PUNTUALMENTE LA SALSA, A CUAL ME AYUDO A SALIR DE UN DIVORCIO CONFLICTIVO, UNA FUERTE DEPRESIÓN, UN INTENTO DE SUICIDIO, Y MEJORAR MI CALIDAD DE VIDA SOCIAL Y CRECER EN LO PERSONAL, SIN SABER COMO SE FUE DANDE DE APOCO SIN BUSCARLO PUSE UN INSTITUTO DE DANZAS ESPECIALIZADO EN ESTOS BAILES DE PAREJA, LO CUAL LLEVAMOS CON MUCHO EXITO Y NO DEJA DE ASOMBRARME COMO MEJORA LA GENTE QUE INGRESA A ESTE AMBIENTE,TANTO LOS MAS JÓVENES COMO ADULTOS SE MEZCLAN CON MUCHÍSIMO RESPETO… BAJAN SU EXTRES DIARIO Y UN MONTÓN DE BENEFICIOS A SU SALUD FÍSICA Y MENTAL, LA INTENDENCIA DE MI CIUDAD SE HA CONTACTADO CONMIGO Y ME PIDE QUE HAGA UN PROYECTO PARA DAR CLASES A JÓVENES DE ESCUELAS SECUNDARIAS PARA QUE ENTRE ELLOS MEJOREN SUS RELACIONES DE AMISTAD Y LA FORMA DE COMO SE TRATAN, YA QUE ESTA DANZA INVITA A LOS VARONES A TRATAR A LA MUJER CON MAYOR RESPETO Y DELICADEZA NO SOLO AL BAILAR, MEJORAN EN TODO SU ENTORNO DIARIO, EN AMBOS CASOS VAN CAMBIANDO SU FORMA DE VESTIR SU HIGIENE Y APARIENCIA PERSONAL, AUMENTANDO SU AUTOESTIMA, ESTO QUE REMOS TRASMITIRLES A LOS MAS JÓVENES EDADES ENTRE 16/18 AÑOS AQUÍ VEMOS COMO ESTAS DANZA LOS INTEGRA E INVITA A COMPARTIR ENTRE AMIGOS SIN TANTOS VICIOS MALIGNOS COMO EL ALCOHOL, LAS DROGAS Y EL MALTRATO VERBAL Y FÍSICO… ESTO ES LO QUE NOSOTROS EL EQUIPO DE PROFESORES VEMOS A DIARIO, NECESITO… NECESITAMOS RESPALDAR ESTE PROYECTO CON ESTUDIOS REALIZADOS POR PROFESIONALES, MI PREGUNTA ES SI SABEN USTEDES DE ALGÚN INFORME HECHO POR PSICOLOGOS O PROFESIONALES PARA AYUDARNOS A PREPARAR ESTE PROYECTO, O AYUDARNOS CON EJEMPLOS DE OTROS CASOS SIMILARES. MUCHÍSIMAS GRACIAS POR SU ATENCIÓN

  7. rv2010 dijo:

    Estimado Gabriel,
    Gracias por compartir esa experiencia y por supuesto mis mas sinceras felicitaciones por ese trabajo con la comunidad. Mi sugerencia es contactar directamente a investigadores en este tema en particular, ellos seguramente estarán interesados en este tipo de experiencias:
    Peter Lovatt, Universidad de Hertfordshire.
    http://www.peterlovatt.com/
    Lawrence Parson. Universidad de Sheffield.
    http://www.sheffield.ac.uk/arts-science/biographies
    Patricia McKinley, Universidad de McGill
    https://www.mcgill.ca/spot/our-faculty/mckinley

    Un cordial saludo.

    Rafael Vargas

  8. Lucia dijo:

    Hola!! Muchas gracias por el material.. Me sirvio como material de aprendizaje para las clases de danza arabe que imparto 😊
    Muy agradecida en verdad 🙏

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s